Setenta grados de sabiduría: un…

Las cartas del Tarot de las Espadas pueden proporcionar una gran cantidad de información sobre nuestras vidas. Proporcionan claridad en las decisiones difíciles, y pueden ayudarnos a cambiar la energía negativa o decir no a las cosas que ya no nos sirven.
En el Tarot, el As de Espadas es un signo de nuevas ideas y avances – grandes situaciones «¡Ajá!». Aparece cuando estás al borde de una gran realización, ese momento de «bombilla» en el que las cosas se aclaran.
El As de Espadas te pide que dejes a un lado tus emociones y deseos y que tomes decisiones con la cabeza, no con el corazón. Te pide que te concentres en la tarea que tienes entre manos y que seas racional a la hora de analizar los hechos y elegir el camino a seguir.
Como la mano del Espíritu extendiendo la espada hacia ti, el Universo te está ofreciendo una idea o algo que te permitirá definir tu verdad y llevarte a tu propósito. Si has tenido un proyecto esperando en las alas, ahora es el momento perfecto para avanzar: ¡el As de Espadas es tu luz verde para ponerte en marcha! El Universo está diciendo «¡Sí!»
El As de Espadas atraviesa la ilusión directamente hacia la verdad de la situación o la pregunta. Aporta claridad, pero también puede traer conflictos. Como indica la espada de doble filo, la verdad te liberará, pero puede que no sea lo que quieres (o lo que otros quieren) escuchar.

La forma más fácil de aprender el…

¡Aprende los fundamentos de la antigua tradición esotérica del tarot comenzando tu ritual de iniciación! Nuestra aplicación te enseña con ejercicios simples y fáciles de usar mientras exploras nuestra academia. ¡Apúntate para conseguir el enlace!
El cuento del palo de espadas es una poderosa metáfora que termina en tragedia. Las espadas son un símbolo del intelecto, de la inteligencia y de la lógica, y sin embargo encontramos la culminación final de este palo una derrota completa y total del espíritu. Debemos darnos cuenta de que las espadas son un arma que puede tener un inmenso potencial para la destrucción o para el bien. La historia, tal como se desarrolla desde el as hasta el diez, es una en la que un individuo no entrenado utiliza esta arma por razones defectuosas, comete muchos errores y luego pasa toda una vida intentando huir del poder que utilizó mal.
La historia que se desarrolla desde el as hasta el diez es una en la que un individuo no entrenado utiliza esta arma por razones defectuosas – comete muchos errores, y luego pasa toda una vida tratando de huir del poder que utilizó mal.

Ver más

¡Hemos aprendido una dura lección! Ahora, a pesar de la mala situación, podemos pasar a la siguiente fase de rehabilitación y reconstrucción de nosotros mismos. Si aún no hemos pasado por la lección necesitamos experimentarla antes de poder avanzar.
El Diez de Espadas indica que la dura lección ha terminado. Hemos aprendido la lección y no necesitamos seguir sufriendo. El dolor sigue ahí, pero ahora podemos pasar a reconstruirnos y empezar de nuevo.
El Diez de Espadas sigue un curso predeterminado: primero cometemos un error, luego sufrimos y finalmente aprendemos la lección que nos permite iniciar una nueva etapa en nuestra vida. Por lo tanto, es fundamental determinar en qué etapa nos encontramos. Normalmente, cuando recibimos la carta ya hemos sufrido y estamos preparados para seguir adelante. Pero a veces aún no hemos sufrido y es importante que afrontemos la dura y dolorosa lección, aprendamos de ella, saquemos nuestras conclusiones y pasemos a la siguiente fase.
Es importante comprender que, en algunos casos, sólo una experiencia dolorosa puede enseñarnos la lección que necesitamos, y ésta es la situación representada por el Diez de Espadas. Es importante recordar que nuestro dolor y nuestro sufrimiento no son en vano y nos ayudarán a aprender y a progresar. En este caso debemos centrarnos en minimizar el impacto de la lección en lugar de intentar evitarla.

La clave pictórica del tarot

El Diez de Espadas es un fin de ciclo repentino e inesperado. En algunos casos, el Diez de Espadas puede representar una traición. El Diez de Espadas siempre tiene que ver con un sentimiento de traición, ya sea por parte del destino o de alguien en quien se tenía fe. El Diez de Espadas sugiere que debes aceptar lo que ha sucedido. No se puede cambiar, y resistirse al cambio de aquí en adelante sólo te causará más dolor.
El Diez de Espadas puede representar el martirio. De alguna manera, estás dándole demasiadas vueltas a tu situación y quizás te tomes las cosas que no son para despreciarte como afrentas personales. Esta carta puede ser una invitación a aceptar la naturaleza impredecible del mundo. Como dicen, cuando una puerta se cierra, otra se abre, así que relaja un poco tu control sobre la realidad.
El Diez de Espadas también puede sugerir que cualquier cosa que haya estado pasando por tu mente, posiblemente discusiones o preocupaciones, debe llegar a su fin. Las ideas se han terminado, y el hecho de insistir en los temas dejará tu mente cansada, aburrida y distraída.
El Diez de Espadas invertido representa una situación que no ha terminado, sino que está estancada por miedo a la ruina. Estás repitiendo en tu mente escenarios preocupados, lo que te dificulta seguir adelante. Considera la posibilidad de hacer otra pregunta a tus cartas o buscar en las cartas circundantes en tu lectura señales del resultado de tu circunstancia. Una mentalidad de víctima suele acompañar estos sentimientos.