Reina de espadas

El Cuatro de Espadas en el Tarot representa el descanso, la contemplación y la preparación tranquila. Todas las cartas de Espadas representan alguna forma de pruebas y desafíos, y el Cuatro de Espadas no es diferente. Es un desafío para permanecer en silencio.
Cuando el Cuatro de Espadas está en posición vertical en una lectura del Tarot, significa que es posible que tengas que bajar el ritmo. Es el momento de descansar. Para las personas que siempre están en movimiento, la actividad extenuante se convierte en un hábito que no es fácil de romper. La carta del Cuatro de Espadas es un desafío definitivo para la persona que no hace nada. Con los estresantes entornos de trabajo y el ajetreado estilo de vida de hoy en día, es posible que se haya olvidado de parar y estar quieto. Esta carta es un recordatorio para hacer una pausa y contemplar. Es el momento de reflexionar, de poner las cosas en su justa medida. Necesitas tiempo para prepararte con tranquilidad, tiempo para concentrar tu energía y tiempo para reunir tus fuerzas. Así es como puedes sacar lo mejor de ti. Es el momento de reconocer los beneficios del descanso y la contemplación. Puede que estés completamente sano, pero aún así necesitas un descanso. Te ayudará a no enfermar.

Retroalimentación

Esta carta representa el orden y la estabilidad, combinados con la naturaleza tumultuosa de las Espadas. La espada de doble filo te permite elegir tu destino, siempre y cuando escuches a tu mente y a tu cuerpo cuando sea necesario un momento de respiro.
En la baraja Rider-Waite, la carta del Cuatro de Espadas representa a un caballero con armadura completa, tumbado sobre una tumba con las manos en posición de oración y descanso. Una espada está colocada en paralelo al caballero, representando un único punto de enfoque.
Esta persona adora su tiempo a solas, ya que le permite encontrar la paz y la tranquilidad, lejos del estrés y los pequeños agravantes de su vida diaria. El Cuatro de Espadas como persona no puede funcionar sin un sueño nocturno adecuado y pasa mucho tiempo soñando despierto.
Esta carta en posición vertical indica un momento de descanso. Recientemente has dado pasos importantes en tu vida que son positivos, pero a la vez agotadores. Tu constante capacidad de empujar a través del ruido y el dolor llaman al retiro.
Si estás en una relación, tú y tu pareja habéis llegado a un acuerdo mutuo de que descansar y reconectar son esenciales para ambos en este momento. Vosotros lleváis una vida agitada que os impide pasar tiempo de calidad juntos, lo que a su vez provoca ansiedad y una tensión en vuestra relación. Sin embargo, este tiempo os permitirá reencontraros.

Aprender el tarot: un libro de tarot…

El Cuatro de Espadas es la carta de la quietud. Esta carta predice un momento de tu vida en el que sientes que todo se ha detenido. Los planes que ha hecho anteriormente no llegarán a buen puerto. Los proyectos no se terminarán y el trabajo no se realizará. El significado principal del Cuatro de Espadas es que simboliza rupturas. El Cuatro de Espadas es la carta de la quietud. Esta carta predice un momento de tu vida en el que sientes que todo se ha detenido. Incluso hay una falta de excitación en los conflictos que una vez fueron furiosos.
Ilustración: En una lectura de cartas del Tarot, el Cuatro de Espadas en una tirada puede ser un símbolo de soledad y soledad. Este post incluye un significado adivinatorio antiguo y moderno de El 4 de Espadas, ideal para los lectores avanzados y principiantes que están aprendiendo a leer las cartas del Tarot y sus significados.

7 de espadas

Un joven descansa en un jergón, con tres espadas encima y una debajo de él. Aunque esta carta (en la baraja Rider-Waite) hace que el joven parezca muerto, en realidad está descansando. Esta es la carta de la «meditación» y aconseja al consultante que necesita descansar, reflexionar, recuperarse y encontrar el camino de vuelta a sí mismo. Dado que las espadas son emblemas de lucha, de ansiedades y discusiones, la quietud del número cuatro suele ser un bienvenido respiro. Es un momento para que todo el mundo «guarde sus espadas» y permita que las heridas infligidas en estas batallas mentales o verbales sanen.
Hay una historia fascinante detrás de esta imagen del joven sobre el ataúd (crédito a Mojo por esta lección de historia): Antes de que los caballeros partieran a la batalla o a la cruzada, encargaban un sarcófago para sí mismos en caso de morir. Los que volvían sanos y salvos, si eran verdaderamente caballerosos, se tumbaban literalmente en su ataúd en una muestra de humildad y contrición. Meditarían sobre si habían sido fieles a su misión, a su rey y a su dios. También sobre lo fácil que podría haber sido acabar en ese ataúd como un cadáver en lugar de vivo y ofrecer oraciones de agradecimiento por haberse salvado.