Como interpretar el i ching

El i ching no cambia las líneas

El I Ching es uno de los libros más antiguos de la antigua China. Contiene 64 hexagramas y textos sobre cómo entenderlos en el caso de la adivinación. A continuación encontrará los enlaces a todos los hexagramas y sus textos adivinatorios.
Hexa en hexagrama significa seis, lo que se refiere a las seis líneas que forman un hexagrama. Cada una de estas líneas puede ser sólida o rota. Eso significa que hay 26 = 64 combinaciones posibles de líneas en los hexagramas. En el I Ching, cada hexagrama tiene un significado particular en la adivinación. Lo mismo ocurre con sus líneas. Representan el yin y el yang, las polaridades básicas de la cosmología y la filosofía chinas.
Los hexagramas del I Ching tienen sus propios significados simbólicos, pero éstos se derivan de los dos trigramas que los componen. Un trigrama es una combinación de tres líneas que pueden estar enteras o partidas en dos. En total hay ocho trigramas posibles (2 x 2 x 2). Cada trigrama representa una fuerza natural básica. El significado de un hexagrama se decide por los dos trigramas que están emparejados en él, uno encima del otro. Para saber más sobre los ocho trigramas, haz clic en el encabezado.

Carta del i ching

El I Ching o Yi Jing (chino: śėďÁ∂ď, mandar√≠n: [√ģ t…ē√≠Ňč] (escuchar)), normalmente traducido como Libro de los cambios o Cl√°sico de los cambios, es un antiguo texto de adivinaci√≥n chino y uno de los m√°s antiguos de los cl√°sicos chinos. Originalmente era un manual de adivinaci√≥n en el periodo Zhou occidental (1000-750 a.C.), y en el transcurso del periodo de los Estados Guerreros y del primer periodo imperial (500-200 a.C.) se transform√≥ en un texto cosmol√≥gico con una serie de comentarios filos√≥ficos conocidos como las ¬ęDiez Alas¬Ľ[1]. Tras pasar a formar parte de los Cinco Cl√°sicos en el siglo II a.C., el I Ching fue objeto de comentarios eruditos y la base para la pr√°ctica de la adivinaci√≥n durante siglos en todo el Extremo Oriente, y finalmente adquiri√≥ un papel influyente en la comprensi√≥n occidental del pensamiento oriental.
El I Ching se utiliza en un tipo de adivinaci√≥n llamado cleromancia, que utiliza n√ļmeros aparentemente aleatorios. Seis n√ļmeros entre el 6 y el 9 se convierten en un hexagrama, que luego puede buscarse en el texto, en el que los hexagramas est√°n dispuestos en un orden conocido como la secuencia del Rey Wen. La interpretaci√≥n de las lecturas del I Ching es una cuesti√≥n que se ha discutido y debatido sin cesar en los siglos posteriores a su compilaci√≥n, y muchos comentaristas han utilizado el libro de forma simb√≥lica, a menudo para orientar la toma de decisiones morales seg√ļn el confucianismo, el tao√≠smo y el budismo. Los propios hexagramas han adquirido a menudo un significado cosmol√≥gico y se han puesto en paralelo con muchos otros nombres tradicionales de los procesos de cambio, como el yin y el yang y el Wu Xing.

Fundamentos del i ching

Nota del autor: Escrib√≠ este art√≠culo hace unos diez a√Īos, cuando estaba muy interesado en el Yi Jing, o I Ching, y en c√≥mo puede aplicarse a la vida cotidiana. Aunque mi inter√©s por el Yi Jing ha disminuido, he recibido muchos elogios sobre este art√≠culo y su pertinencia para entender este libro cr√≠ptico. Por esta raz√≥n, lo he editado ligeramente y lo he publicado aqu√≠ en mi blog, en lugar de en su anterior ubicaci√≥n en mi ¬ęantiguo¬Ľ sitio web].
Los elementos principales del Yi Jing, o I Ching, son sus hexagramas. Estas 64 figuras, formadas √ļnicamente por l√≠neas s√≥lidas y discontinuas, son la base de este libro que ha llegado hasta nosotros a lo largo de m√°s de dos milenios, pero en ninguna parte del libro hay una explicaci√≥n de lo que estos hexagramas representan realmente. Es como si los chinos de la dinast√≠a Han no necesitaran un manual de uso para utilizar el libro, que las meras palabras utilizadas para describir la situaci√≥n presentada en el hexagrama fueran suficientes. Debe ser as√≠, porque sus adivinos conoc√≠an perfectamente este sistema, y no necesitaban explicar lo evidente. Desgraciadamente, el tiempo ha pasado y no disponemos de este conocimiento, de esta informaci√≥n que ellos transmit√≠an oralmente y que nunca pon√≠an en blanco y negro. Tenemos que examinar este problema si realmente queremos entender el Yi Jing.

I ching para dummies

Adem√°s, el movimiento, es decir, el cambio de las l√≠neas, da lugar a un nuevo hexagrama, cuyo significado tambi√©n debe tenerse en cuenta.    Por ejemplo, cuando obtenemos el hexagrama 56 que muestra una l√≠nea en movimiento en el cuarto lugar, debemos tener en cuenta no s√≥lo el texto y la Imagen pertenecientes a este hexagrama en su conjunto, sino tambi√©n el texto que acompa√Īa a la cuarta l√≠nea, y adem√°s tanto el texto como la Imagen pertenecientes al hexagrama 52.
1.    Si [el primer hexagrama] no tiene l√≠neas cambiantes, el hexagrama en su conjunto es la adivinaci√≥n.    Lea su texto inicial y las secciones de Estructura y Secuencia.    Las l√≠neas individuales pueden leerse como ayudas a la comprensi√≥n, pero no se aplican espec√≠ficamente.    Los interrogadores suelen cometer el error de dar demasiada importancia a una l√≠nea que no se aplica propiamente a su situaci√≥n, pero que les parece apropiada o atractiva.
2.    Si hay una l√≠nea que cambia, entonces esa l√≠nea es la adivinaci√≥n.    Toma tu respuesta de su texto y comentario.    Lea sobre las otras l√≠neas y el hexagrama en su conjunto s√≥lo para comprender mejor la l√≠nea significativa.