Diablo vertical

La carta del Diablo representa tu lado oscuro (o más oscuro) y las fuerzas negativas que te limitan y te impiden ser la mejor versión de ti mismo. Puede verse afectado por hábitos negativos, dependencias, comportamientos, patrones de pensamiento, relaciones y adicciones. Se ha encontrado atrapado entre el placer a corto plazo que recibe y el dolor a largo plazo que experimenta. Así como la carta de los Amantes habla de la dualidad y la elección, también lo hace el Diablo; sin embargo, con el Diablo, está eligiendo el camino de la gratificación instantánea, incluso si es a expensas de su bienestar a largo plazo. De hecho, ¡has vendido tu alma al diablo!

La carta del Diablo a menudo aparece cuando te han engañado para que pienses que no tienes control sobre tu yo sombra o estas fuerzas negativas, y que nunca podrás liberarte de su control. Usted cree que lo necesita y debe tenerlo, incluso si eso significa ir en contra de lo que sabe que es correcto para obtenerlo. En el fondo, sin embargo, sabes que es en tu detrimento, y solo te estás haciendo un flaco favor a ti mismo (y a menudo a los demás) cuando cedes a estas necesidades y deseos inferiores. Para liberarse de estos patrones negativos, debe reconocer el control que tienen sobre usted y el impacto que están teniendo en su vida. Por ejemplo, el primer paso de Alcohólicos Anónimos es una admisión: «Admitimos que éramos impotentes ante el alcohol, que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables».

Cuando el Diablo aparece en una lectura de Tarot, considéralo como una oportunidad para traer estas influencias negativas a tu conciencia, para que luego puedas tomar medidas para liberarte de su control. Ilumina los patrones negativos que se han interpuesto en tu camino durante tanto tiempo y, con el tiempo, perderás el control que tienen sobre ti. Dado que el Diablo es una carta de los Arcanos Mayores, es poco probable que te liberes de tus adicciones y dependencias de la noche a la mañana. Puede ser un patrón recurrente para usted, y se necesitará una enorme cantidad de fuerza de voluntad y fuerza para liberarse de su influencia. Pero sepa esto: ES posible, y depende de usted hacer que suceda.

En el lado positivo, el diablo también puede mostrar un vínculo poderoso entre dos personas, como una madre y su recién nacido, o un nuevo romance aún en su ‘fase de luna de miel’. Sin embargo, tenga cuidado, porque, con la carta del Diablo, este apego saludable puede convertirse en una relación co-dependiente poco saludable si pierde la conexión con su guía interior o no protege sus límites personales.

El diablo también puede representar la sexualidad y tu lado salvaje. Puede que estés explorando el bondage, los fetiches y tus fantasías más profundas y oscuras. Si puede hacer esto dentro de un espacio sagrado y seguro, puede ser una experiencia muy enriquecedora. Sin embargo, tiene el potencial de convertirse en algo que puede ser inseguro o perjudicial para su bienestar a largo plazo, así que nuevamente, establezca límites claros, elija a sus socios sabiamente y tenga sus ‘palabras seguras’ listas para usar.